Dirección de empresas

¿Cuál es la estrategia empresarial en tiempo de COVID-19?

Publicado el 24/03/20 10:55

 

Por Jorge Iván Gómez, profesor de Dirección General de INALDE Business School

 

El propósito de este artículo es responder a la pregunta sobre cuál es la estrategia empresarial que deben aplicar empresarios y directores generales en sus organizaciones como respuesta a la crisis desatada por el COVID-19.

En primer lugar, veremos las nuevas necesidades estratégicas que enfrentamos hoy, en segundo lugar, te presentaré un concepto útil para tener en cuenta en momentos de cambio abrupto del entorno y, por último, analizaremos cinco acciones rápidas para enfrentar la nueva situación del entorno y del mercado.

Hoy los empresarios y directivos tienen la necesidad de adquirir una nueva capacidad estratégica que se denomina la ambidestreza que a su vez debe ser el nuevo ADN de la organización que lideran.

¿Cuál es la estrategia que debemos ejecutar?

Vamos a partir de una definición simple y operativa de la estrategia. La estrategia es la adaptación de los líderes y de las organizaciones a las complejidades del entorno. Esto quiere decir que toda estrategia requiere adaptación, cambio y respuesta rápida al nuevo entorno político, económico, social, tecnológico y ambiental.

El COVID-19 es una amenaza o riesgo que incluye todas las variables del entorno porque afecta los hábitos y comportamientos sociales, genera una contracción de la demanda y crea unas nuevas reglas de juego en lo político, con respecto de situaciones como la movilidad, la protección de fronteras y la creación de nuevas normas jurídicas.

El entorno es todo aquello que sucede en el mundo exterior que no controlamos y que afecta positiva o negativamente a la empresa. El pensamiento estratégico de un empresario y directivo debe llevar a una respuesta rápida y eficaz a los cambios del entorno y acertar porque la lentitud o el desconocimiento pueden llevar a la desaparición de la empresa misma.

En concreto, en Colombia tenemos cinco nuevos desafíos del entorno al que debemos darle una respuesta rápida y eficaz. Veamos:

  • Aumento creciente de infectados por el COVID-19
  • Debilitamiento del peso con respecto al dólar y encarecimiento de los precios de materias primas, insumos y bienes importados entre ellos alimentos
  • Disminución del precio del petróleo y afectación de los ingresos fiscales de Colombia por concepto de exportaciones y menores dividendos de Ecopetrol para el Estado colombiano
  • Advenimiento de la transformación digital
  • Transformación cultural con nuevos hábitos y costumbres de las nuevas generaciones, una mayor diversidad y aumento movilidad de las personas.

A continuación, te presento un concepto útil para enfrentar los desafíos del entorno: las estrategias ambidiestras, que consisten en llevar a cabo algo con la misma habilidad en las dos manos. En lenguaje estratégico significa tener la mirada y la acción de la organización en dos frentes de actividad fundamentales: el presente y el futuro.

En el presente debemos defender lo que tenemos y profundizar la acción directiva. Esto significa fortalecer las ventas, controlar los costos y gastos, monitorear el flujo de caja y, sobre todo, llevar a cabo las acciones tradicionales de la dirección de empresas como el trabajo a partir de objetivos, indicadores y seguimiento.

En el futuro debemos trabajar con mentalidad de startups y buscar las nuevas oportunidades emergentes que nacen del nuevo entorno, lo cual significa pensar en términos de nuevos negocios, productos, servicios y, en general, emprendimientos basados en innovación y uso de tecnologías que nos permitan construir el futuro que permitirá la sostenibilidad de la empresa en el largo plazo.

El mejor ejemplo es la estrategia del boxeador. Con la mano izquierda se defiende del adversario y con la mano derecha lanza sus ataques. En el ámbito empresarial el acrónimo que mejor nos ayuda a entender la ambidestreza a es a través de las “2Es”; esto es, la “E” de explotar el presente y la otra “E” la de experimentar sobre el futuro que vamos a construir.

5 acciones para la ambidestreza

¿Cuáles, entonces, son las acciones concretas que puedes llevar a cabo para emplear el concepto de la ambidestreza? Veamos mi propuesta:

1. El nuevo mindset

Debes desarrollar un mindset abierto y basado en los cambios digitales. La conciencia de cambiar la manera como te relacionas con el mundo es fundamental. Debes abrir tus clientes, canales e ingresos a las plataformas digitales y empezar a probar. Esto implica crear en tu agenda directiva temas de futuro inexplorado, experimentación y nuevos proyectos.

2. El Life long learning

Debes ser consciente de que el título profesional no basta. Es necesario ser un aprendiz para toda la vida y lograr incorporar hábitos permanentes de estudio, lectura, reflexión y desarrollo de nuevas capacidades que nos ayuden a ver lo que no vemos y a emprender nuevas iniciativas que surjan de la lectura y el estudio.

Bill Gates no se graduó de la universidad, pero es una de las personas más amantes del conocimiento que existen. En la actualidad, Bill Gates lee más de cincuenta libros al año, esto es, en promedio, un libro por semana. Si una persona dueña de una de las empresas más importantes del mundo, que ayuda a cientos de personas, por medio de la fundación que lleva su nombre, es capaz de leerse un libro a la semana, nosotros deberíamos proponernos tratar leer al ritmo de este magnate para enriquecer nuestra vida y mejorar nuestra inteligencia directiva.

3. Desarrollo y consolidación de equipos

Debes trabajar en el desarrollo de tus equipos. Recuerda que la dirección de empresas es la actividad más asociativa que existe y esto implica apostar por la gente clave de tu organización en términos de actitudes y aptitudes.

Andrew Carnegie, el empresario estadounidense, decía que la clave de su éxito empresarial consistía en que contrataba y trabajaba con personas que fueran mejores que él.

4. Nuevas skills

Desarrolla nuevas skills. Pregúntate que nuevas skills necesitas que no tienes hoy. Cuál es la capacidad que estás necesitando y que te ayudaría a llevar a tu empresa y organización al siguiente nivel.

Recuerda que el problema que hoy tienes no es solo de caja, capital de trabajo o gente. Es sobre todo de habilidades porque la sociedad en la que trabajas es una sociedad basada en el conocimiento especializado y la información. A mayor capacidad tuya como directivo, mejor será tu respuesta al nuevo entorno.

5. Adaptación temprana y rápida a la nueva era

Adáptate de manera temprana y rápida al nuevo entorno. Somos hijos de la economía industrial y nuestras empresas, acciones e iniciativas obedecen a esa lógica. Te invito a aprender, desaprender y reaprender los drivers que mueven la era digital y empieces a navegar por esas aguas lo más pronto y eficazmente posible.

El 11 de marzo de 2020 el mundo cambió. Ese día la Organización Mundial de la Salud declaró al COVID-19 como pandemia. Para mí, además, este día fue un hito para las empresas y las organizaciones. Fue el día en que vimos como cambió todo en el mundo y nada seguirá siendo igual. Fue el momento en el que pasamos de la era industrial a la nueva era que está marcada por altísima globalización, conectividad sin límites y un desarrollo tecnológico sin precedentes.

Presta atención: el nuevo momento, el nuevo entorno, los actuales desafíos exige lo siguiente: personas, organizaciones y empresas ambidiestras. Te invito a que asumas estos nuevos desafíos con optimismo, confianza y esperanza, pues estos desafíos deben sacar de nosotros lo mejor que tenemos dentro.

 

MBA X 1 DÍA - INALDE Business School
imagen-estrategia-empresarial-en-tiempo-de-vodi-19-blog-inalde-business-school
Nueva llamada a la acción